Ciberseguridad en casa

by Tecnovo
0 comentarios

Las nuevas tecnologías, a parte de hacer más cómoda la vida de muchas personas, también han favorecido la aparición de nuevos riesgos. El caso que nos ocupa es, una vez más, la ciberseguridad pero ahora en casa.

Los riesgos informáticos a los que se ven sometidas las PYMEs aconsejan la contratación de un seguro de ciberseguridad. Pero, ¿qué pasa con la seguridad informática en nuestras casas? De la misma manera que los ordenadores y los smartphone son vitales para las empresas, hoy en día también lo son para las familias. Por ejemplo, realizamos pagos de facturas, contratación de servicios, compras online, etc. Por ello, con el objetivo de poder estar bien protegidos, hay que conocer a qué amenazas o riesgos podemos tener que enfrentar.

A continuación, les presentamos una lista de 4 problemas informáticos cuyo conocimiento puede ayudar a prevenirlos.

Ciberseguridad vs amenazas informáticas

Virus informáticos

Quizá se trate del problema más conocido para todos. Se trata de un código con el que se infecta un programa ejecutable y se propaga copiándose a sí mismo e infectando otros programas.

Nube

Nos encontramos inmersos en un proceso de cloudificación privado y público, por lo que la migración a la nube es uno de los principales puntos débiles en las empresas y para nuestros hogares. Se requieren sistemas de seguridad ágiles, adaptables en tiempo real y que ofrezcan altos niveles de operabilidad.

Malware móvil

Los dispositivos móviles también se convertirán en uno de los principales objetivos de los cibercriminales. Este tipo de malware puede robar datos de pago, credenciales, fondos de las cuentas de las víctimas, etc.

Ramificación del phishing

Los ataques de phishing se utilizarán contra los smartphone, por correos electrónicos, a través de mensajes SMS, así como a través de conversaciones en redes sociales y plataformas de gaming.

Si bien ya conocemos algunas de las amenazas, es hora de aprender 12 recomendaciones para mantener nuestra ciberseguridad protegida.

¿Cómo mantener la ciberseguridad personal protegida?

  1. Dispositivos de segunda mano: Evita en la medida de lo posible comprar dispositivos de 2º mano, ya que podrían estar modificados. Además, es importante que te dirijas siempre a tiendas oficiales o de confianza.
  2. Modificar credenciales: En cuanto al aparato (computador o smartphone) en si, debes modificar las credenciales y hacerlas más seguras. Cambiando la contraseña predeterminada y los nombres de acceso.
  3. Gestiona tus contraseñas: Si utilizas diferentes cuentas, utiliza diferentes contraseñas. Usar contraseñas robustas, que no es otra cosa que incluir mayúsculas, minúsculas, números y símbolos como # o =. También es recomendable ir cambiando las contraseñas de tus diferentes cuentas cada cierto tiempo.
  4. Actualizaciones del sistema: Instalar siempre todas las actualizaciones del sistema operativo que utilices, Windows, IOS, Android u otro. Habitualmente estas actualizaciones corrigen vulnerabilidades o fallos de seguridad que los ciberdelincuentes utilizan para robar datos, contenido, o secuestrar dispositivos.
  5. Copias de seguridad: Realizar copias de seguridad automáticas. Cualquier ataque tendrá menos impacto en la familia si conservas copias de los datos almacenados en sus dispositivos.
  6. Redes sociales: Ayudar a tus hijos a configurar la privacidad de sus perfiles en redes sociales y educarlos a no publicar demasiada información sobre dónde están y qué hacen en tiempo real.
  7. Asegurar el router: El router es la puerta digital de tu casa. Si no confirmas su seguridad, puedes ser vulnerable a que otros accedan a la información de tus dispositivos, utilizando tu servicio de conexión a Internet y, potencialmente, acceder a información personal o incluso recurriendo a tu red para cometer los denominados “ciber-crímenes”.
  8. Antivirus: Como mencionamos anteriormente, los virus son programas de ordenador que, aunque entre sí son muy diferentes, tienen en común que se diseñan para diseminarse lo más rápidamente posible entre el mayor número posible de ordenadores. Es por eso que adquirir un buen software de protección frente a estos peligros es elemental.
  9. USBs: Los pendrives y el resto de dispositivos externos similares que están por la casa pueden tener virus. Utiliza tu software de seguridad para chequearlos. Los antivirus generalmente ofrecen este servicio.
  10. Compras online: Comprueba que las webs de destino estén protegidas (webs con “https://” o “shttp://”), que significa que se toman medidas extra para proteger tu información; lo de “http://” no es tan seguro. Acostúmbrate a cerrar sesión y cambia las contraseñas de vez en cuando.
  11. Usa una VPN: Las herramientas de VPN, o Red Privada Virtual por sus siglas, no son más que sistemas que se encargan de que todo lo que envíes o recibas desde que sale de tu ordenador hasta que llega al servidor y viceversa sea enviado de forma segura.
  12. Doble factor de autenticación: En los servicios que lo permitan, es muy recomendable activar esta capa adicional de seguridad que evita que otras personas no autorizadas accedan a una cuenta. La fórmula más habitual de doble factor es aquella en la que, además de la contraseña de acceso, el sistema solicita un código de verificación enviado al teléfono móvil o al correo. De esta manera, se garantiza que aunque alguien conozca la contraseña, no pueda entrar en el servicio.

Conclusión sobre la ciberseguridad en casa

Actualiza, actualiza y actualiza; así se simple es. Cuando todo funciona bien, es muy fácil olvidar las actualizaciones del sistema y de los programas. Pero es una mala idea, pues todavía debe preocuparte la tercera razón principal para actualizar: la seguridad.

Tener actualizado el sistema soluciona problemas de seguridad y añade defensas ante las últimas técnicas de ataque conocidas. Las actualizaciones son especialmente importantes para dispositivos como las televisiones inteligentes, una puerta de entrada a nuestros datos personales que, por su novedad, no tenemos demasiado controladas. Es por eso que hacer un inventario y revisar cada uno de los dispositivos que tengan conexión a internet tengan su sistema operativo actualizado. Después recuerda actualizar los antivirus, los programas, los apps y los navegadores.

Al actualizar todo se está instalando parches de seguridad que solucionan vulnerabilidades de las que se aprovechan los cibercriminales.

RECUERDA: ¡Más vale prevenir que lamentar!

Artículos que te pueden interesar

  1. La importancia del Big Data
  2. ¿Qué es ThinkShield?
  3. Entérate porque debes actualizar Windows 7 ahora

Descubre el otro lado de la tecnología.

Related Posts

Déjanos tu comentario